‘Piruetas’ y ‘En cada derrota’ en los Archivos de Justo Serna

El escritor, columnista, y Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Valencia, Justo Serna, dedica una de las entradas de su web a ‘Piruetas’. Dicha web, recoge con regularidad, análisis y anotaciones sobre noticias de actualidad y libros y materias relacionadas con la historia cultural de la que tanto, tan prolijamente y tan bien ha escrito. Sus últimos ensayos son Microhistoria. Las narraciones de Carlo Ginzburg (Comares, 2019) junto a Anaclet Pons, y Conversaciones con Javier Cercas (Punto de Vista, 2019).

Aquí dejo el texto y el link del enlace a la web, ‘Los archivos de Justo Serna’:

“Fani Fernández

Sin perder la compostura

Fani Fernández estará hoy viernes 8 de febrero en la Llibreria Ramon Llull. ¿El motivo? Hablar de su último libro, ‘Piruetas’ (2018). En la mesa la acompañarán Rafa Marí y Jacobo Pallarés.

Fani tuvo la gentileza de remitirme un ejemplar de su obra. Es ya es la segunda entrega, tras ‘En cada derrota’ (2017). Era éste un primer libro que tuve el honor de prologar.

Por su parte, ‘Piruetas’ es también literatura del yo y es expresión personal. Pero es sobre todo pasajes irónicos y observaciones sublunares.

En ambos volúmenes hallamos entradas de diario, registros de un dietario, los tanteos que ella anotaba en su blog. Fani escribe con esmero, como si le fuera la vida en ello. Y le va, pues cada pieza es el trocito de una identidad que en parte se desvela.

Nada más recibir ‘Piruetas’ no me pude reprimir e, ipso facto, me puse a leerlo, a deleitarme con esas justas verbales, a degustar las piezas salteadamente, intermitentemente. Es decir, sin respetar el orden y el índice de la obra.

A esta forma de leer se la llama “picotear”. No me gusta nada. Picotear es probar bocado, distintos bocados, para calmar el hambre o engañarse con poca cosa. No me gusta ese verbo si lo aplicamos a ‘Piruetas’ o a ‘En cada derrota’.

¿Por qué razón? Porque la lectura de sus prosas verdaderamente sacian. Lo digo en el buen sentido: sin dejar de ser piezas livianas, felizmente livianas, la degustación de cada uno de esos artículos recopilados satisface enteramente. Llena.

Con dichos textos ocurre lo que sucede con un cuento. Al repasar ésta o aquella entrada tenemos la impresión y la satisfacción (insisto) de haber leído un relato y otro y otro también, propiamente una suma de historias.

En ambos libros, el aspecto y sus contenidos son prometedores. Y la lectura confirma la excelencia de un género: la literatura de periódico; o, si queremos ser precisos, la literatura ‘diarística’, personal.

Las cualidades de esas prosas se aprecian inmediatamente. ¿Cuáles son?

Página a página, la escritora Fani Fernandez demuestra fina ironía, mordacidad incluso, un tono inteligente sin pompa que siempre mueve a la sonrisa, que siempre deja un poso de levedad. Hasta lo más grave se trata con sutileza y con frase cáustica.

Por ser dietarios, una suerte de diarios, ambos libros son mapas aproximados, parciales, puzzles a los que siempre les faltarán piezas. Es literatura de fragmentos, propiamente fragmentaria. A cachos.

Pero no son retales de un tejido mayor que ya poseemos. Son, por el contrario, jirones que la autora se arranca y que son su huella y su revelado.

Trate lo que trate, ella es el objeto de su prosa. Eso sí, el fondo es muy variado: desde una canción de David Bowie hasta la banda sonora de ‘Pretty Woman’.

Y, al hacerlo así, al tratarse a sí misma, la escritora ensaya. Esto es, cultiva el género del ensayo. O, en otros términos, tantea y se compromete.

O de otra forma: describe trozos de lo real y, al opinar o juzgar o sopesar, interviene o interfiere sobre la realidad, sobre las cosas valencianas o sobre el ‘mundo mundial’.

La suya es, así, una observación intermitente, una observación sobre actualidad más efímera. Ahora bien, gracias a su toque, esa actualidad destilada (es decir, pasada por filtro de la tradición y del pasado) sobrevive.

En estas páginas es lo que se dice, pero es también cómo se dice. Con prosa precisa y por momentos lírica. Con ternura, con mordacidad latente o manifiesta, y sin apenas acidez o avinagramiento. Con escepticismo, en fin, que los lectores apresurados pueden confundir con la resignación.

Pero no: Fani Fernández es cualquier cosa menos resignada. Por un lado afecta modestia y por otro unas frases, unas ideas enunciadas o unas bromas nos devuelven a la observadora cáustica, respondona.

Creo que ése su estilo: lo que escribe es una defensa contra las hostilidades de lo real o contra las ofensas del presente. Fani Fernández es periodista y sus dietarios son crónicas del ayer o del que será, registros del ánimo, de los estados de ánimo.

Ella navega y baila…, y se expresa usualmente en segunda persona: por una parte avanza hacia variados destinos, los diferentes objetos que trata (‘En cada derrota’); y por otra se balancea, se agita y se mueve sin desplazarse, ocupando pues un punto fijo de observación (‘Piruetas’).

La metáfora de la danza, se nos advierte en la contracubierta, es clave interpretativa. Yo, tal vez, prefiero la otra lectura posible de la que también se dan pistas: la de los tentetiesos que elegantes o ridículos se balancean sin volcar, sin perder, en fin, la compostura”.

 

Este es el link del enlace:

Fani Fernández. Sin perder la compostura

Anuncios

Declaraciones en Informatius Àpunt, Fira Llibre Valencia

Sobre el ambiente vivido en un día soleado y en plena jornada electoral, domingo 29 abril, Fira Llibre Valencia.

Noticia de Frederic Ferri. A partir del minuto 30.

https://apuntmedia.es/va/noticies/a-punt-ntc/28-04-2019-informatiu-migdia?fbclid=IwAR2jvway0Xy6T5DYpiG7twplMPeEwNSXbt9M9d9kaYZW4T8PwX-2eeJq7jY

 

 

 

‘Danzar en papel’ y ‘Piruetas’, en la Ramón Llull

El pasado viernes, 8 de febrero, tuvo lugar la charla ‘Danzar en papel’, acerca de la presencia de la danza en prensa y literatura. Fue en la Librería Ramón Llull sita en la Calle Corona, en pleno corazón del Carmen.

Aunque he participado en otros de sus actos, este, para mí, siempre será mi primer evento en la Ramón Llull. He intentado, con la complicidad de algunas personas, lo que hizo que fuera especial, porque hay muchas maneras de recibir y vender libros, y quiero agradecer a Almudena y a Paco, sus maneras, su modo de vender libros.

Me acompañaron en la mesa Rafa Marí Sancho, crítico de arte y columnista en el periódico ‘Las Provincias’ y Jacobo Pallarés, codirector del Proyecto Inestable y Presidente de la red de teatros alternativos de toda España, vamos a intentar reflexionar sobre la danza, su cada vez mayor imbricación en el mundo de la cultura y sus aportaciones.

No dije cuarto ni mitad de lo que aquí os dejo:

“Hoy os hemos convocado para hacer un ejercicio de memoria: A veces, se nos olvida que somos, irremediablemente, cuerpo, que somos brazos, cadera, piernas… Eso lo sabe cualquiera que sepa leer. Viene en todos los libros, tuneando al cuentista Eloy Tizón.

Danzar en papel es como no practicar fútbol, sino verlo, o… Somos mayoría en el sillón… Es tan cómodo lo del libro, lo de la danza desde la platea… siempre nos quedará el consuelo de que el cerebro es un músculo.

Street dance, alumnas de la Home Dance Studio, Paola y Miunha, invitaciones para los próximos espectáculos de la sala Inestable, videos, y alguna que otra sorpresa, queríamos que esta velada girara en torno al mundo de la danza, en que esta será algo más que mera excusa periodística o literaria.

Más allá del icono, o del glamour de las imágenes, de su utilización es publicidad, (anuncio Kenzo…)  cine… (Yuli de Iciar Bollaín o ‘White Crow’ sobre Nureyev, película de Rhalf Finnes este mismo año). 

Al margen de estas películas, esta abundancia de imágenes 
¿Son las artes plásticas, las escénicas, extravagantes, elitistas, minoritarias?
¿Cual es la situación de la danza, y la danza en provincias, o en Valencia, Jacobo Apenas sí hay presencia de la danza en la prensa,?
Apenas sí hay presencia de la danza en la prensa, aunque se va abriendo hueco, paralelamente a como lo hacen los medios, poco a poco, en medios nacionales y revistas culturales. Aquí el Hype, no sé si la Cartelera Turia. Crónicas muy esporádicas, que suelen obedecer a la programación oficial.

EPOCA DE IMPACTO VISUAL, DE CLARÍSIMO PREDOMINIO

Y DE REVALORIZACIÓN, PRESTIGIO, HASTA LUJO ME ATREVERÍA A DECIR, DE LO PRESENCIAL

LA DANZA TIENE ESE PLUS, ESE VALOR: LA PRESENCIA

El dichoso anuncio Kenzo, de Spike Jonze, que aparecía en el video, si lo habéis visto, uno de los anuncios más creativos y disparatados recientes. En el que se habla de formalismos, ambientes opresivos, ruptura de normas, explosión de lo personal y lo creativo a través de la danza… de la vida misma… 

Si hasta ahora no erais seguidores de noticias relacionadas con la danza, gracias a la publicidad programática de las redes, y después de haber puesto me gusta a mis últimas actualizaciones en Facebook o Twitter, recibiréis montones de noticias personalizadas sobre danza, teatro, arte… Haced la prueba. Bueno, tampoco está mal ¿no?

La danza es la más frágil y la más efímera de las artes, casi tanto como pueda serlo un blog, o un diario literario… Si pones ‘diarios literarios’ en las redes no sé hacia donde diantres nos puede enviar… he de hacer la prueba.

Plasticidad, artes plásticas. Ambas comparten el haber sido consideradas cosas, aficiones, entretenimientos, lenguajes elitistas, extravagantes, minoritarios, algo exóticos. 

¿Tienen mayor grado de provocación que otras artes? Y aún así, a pesar de su exotismo y provocación tienen algo de discreción, austeridad, resistencia.

Hemos vivido tan de espaldas al cuerpo, antes por religiosidad, y ahora por intelectualismo, empeñados en negar, en superar, vencer, imponernos a esa esclavitud.

La danza, como la escultura, es muchísimo más limitada que la palabra, pero gana en presencia, en fuerza, en potencia.

También esta más en boga, algo más de moda: se acaba de conceder la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2018, una coreógrafa valenciana, Rosángeles Valls, Ananda Dansa. Rosángeles ha sido creadora, junto a su hermano Edison, de Ananda Dansa en los años 80. Valls es vicepresidenta de la Academia de las Artes Escénicas, suma así un nuevo reconocimiento a una carrera repleta de éxitos. No ha podido estar hoy aquí, tenía la presentación de un libro y varios actos en Madrid.

Todos vivimos dentro de una jaula, que nos tuneamos a nuestra medida conforme podemos.

Pero la danza ha dejado de ser un exotismo, una exquisitez minoritaria. La dualidad alma cuerpo, que tantos disgustos da, nos afecta a todos y acaba, solo a veces, en armonia. 

———————————

En la Comunitat

Conservatorio Profesional de Danza, desdoblado de arte dramático desde 1993. Hay otro en Alicante, de los cinco que existen en España, 2 están en la Comunitat
Centro Coreográfico de la Generalitat Valenciana ahora en Burjassot, creado en 1998, cuyo objetivo prioritario es promocionar la danza entre el público y apoyar a las compañías valencianas.
Conservatorio Superior Danza, desde el 2002
Ballet oficial de la Generalitat Valenciana, creado en el 2004. La compañía ha tenido varios formatos y un amplio repertorio con coreografías de prestigiosos creadores de fama internacional. Ha sido plataforma de creación de coreógrafos valencianos como Gustavo Ramírez, Asun Noales, Toni Aparisi, Yoshua Cienfuegos, Taiat Danza o Marcos Morau. El Ballet de la Generalitat ha colaborado en el pasado con el Palau de les Arts de València en las producciones de ópera programadas en esta sala y también ha desarrollado proyectos de carácter educativo como “El cant del cos” de Amaury Lebrun.
Las propuestas, Russafa escènica, el Festival Dansa Valencia.
Y luego tenemos a alguien que va por libre, Jacobo Pallarés, codirector del Proyecto Inestable.
La danza tiene en común con el periodismo además de esa frescura, la pasión por el movimiento.

.

El movimiento tal vez sea lo que une danza, arte, y hasta la crónica literaria. La velocidad, ya creo, no tanto… ¿qué opináis, Rafa, Jacobo? … El trazar un fresco del momento necesita movimiento, pero no velocidad…
Críticas esporádicas en prensa, o una sección en la revista cultural El Hype, que dirige Eva Pedro. O la revista digital ‘Danzando’ desde Castellón.

Libros: Sí hay una irrupción progresiva en pedagogía pero no recuerdo tanto en literatura. ‘El cuerpo incalculable’, dentro de la colección ‘Danza y pensamiento’, de Forsythe y Siegmund o ‘Historia del ballet y de la danza moderna’ de Ana Abad Carlés, editado en Alianza…
La literatura ha sido néctar delicioso para muchos coreógrafos:

‘La Bella durmiente’, ‘La Cenicienta’
‘El cascanueces’ son piezas de literatura, cuentos adaptados al ballet.
El soldadito y la bailarina, de Hans Christian Andersen
Peter Pan, Cervantes, el Moby Dick de Melville
Y viceversa:

Contradanza del ‘Werther’ de Goethe
‘La máscara de la muerte roja’, cuento de Edgar Alan Poe
Hay un ciclo de la Universitat Autónoma de Barcelona, ‘Dansa i literatura’, organizado por el profesor de teoría de la danza, Roberto Frattini, que ha publicado los libros ‘A Contracuento’ y ‘La danza y las derivas del narrar’ (Ediciones Poligrafa, 2012) 

Hay un libro, una trilogía, que estudia la relación entre danza y literatura, desde Méjico. Su autora es Dolores Ponce, editado por el Instituto Nacional de Bellas Artes de México, que cuenta de la relación entre Danza y Literatura, como resultado de la investigación transdisciplinaria. Muy, muy interesante. “¿Es pensable la danza sin la escritura? Las relaciones posibles”, “¿Es pensable la literatura sin el movimiento?” y “Danza literaria: estados y vuelcos de la vida”.
Revistas:
‘Red escénica’ revista con Jacobo Pallarés al frente. Especializada en artes escénicas, danza y teatro, nació en el año 2000, en la Universitat de Valencia con el nombre de ‘Acotaciones en la caja negra’, y tras un parón, cambio de nombre continúa con más fuerza que nunca. Con colaboradores en Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, Portugal, Noruega y Chile.
Lleva 30 números publicados hasta diciembre de 2018. En esta última nueva nueva etapa que viene impulsada por el proyecto Europa Inestable

El Hype, de Eva Peydró.
Red-Escena.net promovida por la Red española de Teatros, auditorios, circuitos y festivales de titularidad pública. 
danza.es, web de noticias y de todo lo concerniente a la profesión que recogen los conservatorios de danza, el superior y el profesional, de Valencia, desde sus webs, editado por el Ministerio de Cultura y el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la música.
Youtube es la mejor fuente coreográfica que existe.
Habrán más…

La danza tiene en común con el periodismo además de esa frescura, la pasión por el movimiento, por la expresividad, la plasticidad, la tensión, la emoción, el deseo de elevar la voluntad.

Si escribes ‘diarios literarios’ en Google no sé hacia donde diantres nos puede enviar… he de hacer la prueba. Tal vez, como son inmersión en el tiempo presente y a la vez contemplación introspectiva, quizá encuadraría en el folletín. 

Son estos unos diarios literarios en los que reflexiono sobre arte, literatura, sociedad, política, ética, no temas de interés general o incluso personales. Podíamos haber hablado de dietarios literarios, tantos, tan maravillosos, pero la danza es un campo que tiene tanto por explorar, por defender, y tanto para dar a aprender y disfrutar… Son columnas de opinión o soliloquios difícilmente clasificables. Diarios íntimos, personales, de valor histórico o intensidad emocional. Tiene mucho de desahogo, descarga emocional, esbozo de proyectos, alegrías, asombros o decepciones sinceros. Pura confesión. Quizá sea la literatura menos literaria, la más real y honesta. El diario no tiene reglas, en él cabe todo.

Lo mío no era más que un modesto y libérrimo blog.

Siempre lo alternativo que acabará siendo mayoritario. Lo inestable tenderá a estabilizarse. Debería, debería. SOY MUY FAN DE LA GENTE QUE ABRE CAMINOS, QUE ABRE BRECHA Y SE LA JUEGA Como sucede en otros ámbitos: en prensa, en cenáculos literarios, en librerías de referencia. Son saltos de gigante construidos con gran pasión y coraje. Y es un placer vivir un tiempo así. Estas son nuestras batallas, nuestra guerra particular que algún día contaremos a nuestros nietos.

Con la charla, la especie de happening que hemos montado queríamos traer la la danza de la calle a la librería, manifestaciones espontáneas, no ortodoxas…

La danza hoy es una muestra del pulso de lo íntimo, de las relaciones, la calle, huye del encorsetamiento, pone en valor el cuerpo, que tanto nos hemos negado. La danza, hoy, puede alcanzar cotas de provocación realmente interesantes, y puede cambiar por completo de registro y movernos hacia nuestra transformación, algo extensible a la escritura y al arte.

 

“Si pudiera decirlo, no tendría por qué danzarlo”, decía Isadora Duncan. “Si pudiera danzarlo, no tendría por qué decirlo”, entran ganas de replicarle. Porque la danza y la música expresan tanto sin necesidad de palabras… Sugieren más, muestran un fresco del momento, un gesto, reacciones, movimiento. Pero las palabras reflexionan, anclan, eternizan.

Decía Juan Muñoz, el escultor de los tentetiesos de la portada, que disfrutaba “observando a la gente en la calle en ese fluir: “No me interesa lo que están hablando, sino ese comportamiento de cuerpos y formas que van entrando y saliendo del espacio”.

El contraste entre danza y el movimiento limitado de los tentetiesos y estos textos tienen en la danza una metáfora, con la obra de Muñoz, cuya obra encontré buscando imágenes para el blog, una vez escrito el artículo tentetiesos. Un concepto maravilloso que remarcaba el hecho de que nunca caemos, no nos podemos permitir el lujo de desfallecer, aguantamos por inercia, porque nuestro mecanismo nos obliga a seguir en pie. Pura literatura: poesía del espacio. Me ha costado muchísimo lograr esa portada, un año he ido detrás de ella. Para mi gusto tiene un gancho brutal, un imán a primera vista. Las figuras son tentetiesos, lastrados, impotentes en su condición, casi humana, tentetiesos que intento elevar, danzantes.

El blog es el hermano menor del columnismo, el gamberro que se desmarca, que provoca y agita, el que no tiene un céntimo, pero también el que se fija en sus hermanos del papel para aprender. Así que jugué lo mejor que pude las bazas con que contaba. Los artículos están escritos en segunda persona, un recurso que apela directamente al lector y le identifica con el narrador, lleno de posibilidades.

‘Piruetas’ es la otra mitad, la salomónica que no podía separar de aquel ‘En cada derrota’. Julia de la Rúa, mi editora, lo sabe, porque me ayudó, lo que nos ha costado. Como dije en la presentación, hace año y medio, en La Fira del Llibre, estos textos parten de mucho más: de la composición de lugar con que reflejar la realidad, lo digno de ser contado en una crónica es un regalo para la observación y el análisis pero también para lo poético. Quería trazar un retrato, volcar mi sensibilidad. ¿Qué pasajes, qué escenas, sucesos, qué miradas formarían parte de ellas? Internet fue para mí un campo fantástico frente a las limitaciones de ubicación y las económicas. Disfruté muchísimo. Todo fue cobrando forma. Descarté mucho.

Disfruté mucho de ese proceso de selección… ¿Cómo programas tú, Jacobo? ¿Y tus páginas, Rafa, es casi como una coreografía…
‘Piruetas’ se centra ante todo en, obviamente la danza, y también en la cultura y los afectos. Hay artículos poéticos: como ‘Compramos lágrimas’, ’La belleza, la única protesta’, o ‘Medineando, la alquibla de Juan Goytisolo’.

Algunos de danza: ‘Quieres ser musa hipster’, ‘danza y sexo’, ‘Pina de Wim Wenders’, ‘Cisnes negros’, ‘SOS Danza’, ‘La danza en Irán’, (sabíais que allí estuvo prohibido el ballet), hay hasta un artículo sobre talleres de danza en varios puntos en Cataluña que titulé ‘Más de 45’…, hasta Picasso sale, casado como estuvo con una bailarina y escenógrafo como llegó a ser. En ‘la última pirueta’ hablo de cómo “El divorcio entre espíritu y carne nos distancia del eje real de las cosas”: Y también de que “No solo sirve para arrastrar la cabeza y sus pesadeces. En el cuerpo todo es poderoso reclamo y deberíamos escuchar a ver qué quiere más a menudo”.

Hablo de libros: ‘Un ADN un tanto sospechoso entre libros de viejo’, ‘Los que fingen leer’.

Como decía disfruté muchísimo del proceso de selección.

Otros textos se centran en diferentes aspectos de la cultura, de la necesidad de independencia y lo complicado que esto es: ’Al infierno con la cultura’, ‘Jordi Savall renuncia al premio nacional de Música’, ’Mecenazgos’.

Algunos sobre críos, sobre solidaridad e injusticias: ‘Qué te separa de ellos’, ’Las chicas son guerreras’, ‘Sin niños’. 

Sociales: ‘El currículum de todos’, ‘Desdoler el dolor’, ‘Equidistancias’, ’El encontronazo’ (sobre una aplicación que te alerta de cuando tienes demasiado cerca o en peligro de encontrarte por la calle a un contacto o alguien que no te cae demasiado bien); ‘Poema de un funcionario cansado’, ‘Difácil’… 

Artículos más personales y que combinan con el humor:

‘Aquellas viejas tazas verdes de Duralex’, ‘El alfarero y el drapaire’, donde hablo de Canals, el pueblo donde nací, ’Gaudí era valenciano’ (una broma hecha de teselas de cerámica), ’Un país de rotonda’, ‘Belleza animal’, ‘Hazme el humor’, ‘El peatón insolente’, ’Sang d´orxata’, ‘La vida es lo que pasa entre reposición y reposición de Pretty Woman’, ’El soldadito y la bailarina’.

Y luego hay algunos otros, que no sé muy bien de dónde han salido:

Como ‘El último romántico’, el copiloto de ‘Y sin embargo’, la joven de ‘Algo ligero’, o el de ‘El gran Gatsby’,  ’El peatón insolente’, o ‘La mujer invisible’… son algo tentetiesos, figura románticas, mucho más que unos muñecos de resina, arena y tela, más allá de ataduras formales y modas.

Si releo y no puedo ser más severa, veo lo creado hace tan solo unos años y me veo a años luz de quien soy ahora pero ’En cada derrota’ y ‘Piruetas’ siempre serán lo primero que he escrito con afán literario. 

Esperamos que hayáis disfrutado y disfrutéis de esta velada, queríamos que girara en torno al mundo de la danza, que fuera algo más que mera excusa periodística o literaria. A veces se nos olvida que somos, irremediablemente, cuerpo. Eso lo sabe cualquiera que sepa leer, viene en los libros. Esperemos que las artes plásticas, las escénicas, sean cada vez menos elitistas, extravagantes o minoritarias…

Las invitaciones que gentilmente nos ha traído Jacobo son para: 

‘Salt’, uno de los espectáculos de Fil d’arena dansa-teatre. 
‘En La cueva duerme (Con esa roca encima)’ de Antea Collado y Ça Marche, dentro del programa Graneros de Creación que organizan Proyecto Inestable y La Rambleta.
Jacobo os explicará mejor: Teatro, danza, perfomance y circo; lenguaje físico extremo e imágenes para la reflexión.IMG_8996

París, pese a todo.

‘París, pese a todo. Artistas extranjeros, 1944-1968’, exposición temporal, Museo Reina Sofía, Madrid.
Artistas llegados de todos los lugares del mundo, animados por el clima de experimentación y libertad que contrasta con contextos más opresivos en España, México, Argentina, Suecia, EE.UU incluso, seducidos por la vieja París que amarán, criticarán e incluso odiarán (Nuevo orden geopolítico global, Guerra Fría, consolidación de la sociedad de consumo y la economía de servicios, movimientos atimperialistas y decoloniales y el fin de los grandes relatos de la modernidad).
Picasso y su ‘Alegría de vivir’, el último Kandinsky, Joan Rabascall con collages de los medios de comunicación de masas, ‘Lamentos de mujer por Billie Holiday’, escultura de chatarra reciclada junto al Sena, de la mano de Tajiri, ‘Paris la nuit’, por María Helena Vieira da Silva… Salas con muestras del cine de arte y ensayo, el americano en Paris de Vicent Minnelli con Gene Kelly…

 

Imagen de ‘Lament for a lady’, (for Billie Holliday), Shinkichi Tajiri, 1953. A partir de material reciclado encontrado a la orilla del Sena.