La película de cien años de soledad

Cuando leimos “El Perfume” pensamos que sería todo un peliculón. El film tardó en llegar y aunque casi me pareció un sacrilegio, una traición, fui a verla y me gustó. Mucho.

¿Se atreverá alguien algún día con “Cien años de soledad” de García Márquez?… Seguro que habrán habido varios que lo habrán intentado infructuosamente, decía Óscar López, director de Pagina2, en una conversación que mantenía junto a su colaboradora, Desirée de Fez en el programa “Versión Española” sobre cine y literatura. Buenísima.

Libros y películas. A partir del minuto trece está lo mejor: El Padrino, Tener y no Tener, Cumbres Borrascosas, Apocalipsy Now, Los puentes de Madison, La semilla del diablo, Blade Runner…

Anuncios

El primer caballero

20120430-182752.jpg

Las leyendas artúricas me chiflan. El valor, la nobleza y el coraje, el bien venciendo al mal, la traición frente a la lealtad y pureza de espíritu teniendo como escenarios guerras, causas justas y gestas históricas. Armaduras y espadas encantadas como Excalibur, Caballeros de la Mesa Redonda, brujos, lánguidas damas que esperan a sus héroes…

La entrada a Camelot en medio de las antorchas me recuerda siempre el día de mi boda. Este es, de los que le conozco, mi papel preferido de Sean Connery. Sólo le encuentro un defecto: ni etílica o enajenada Julia Ormond debería cambiar a este señor por el niñato engreído de Richard Gere.

El Rey Arturo en “El Primer Caballero”.

Otra escena en la que está increíble es la supuesta rendición en donde dice aquello de “Lo hice todo por mi gente y por Camelot“.

Audrey Hepburn y Gary Cooper, fascinación

Si creían que no me iba a poner tontona, se equivocaban. Como estoy entre amigos saben todos que tengo un sentido del pudor extremo, pero allá voy.

Una película deliciosa, no demasiado conocida de Billy Wilder, “Arianne”, como se tradujo “Love in the afternoon”.

El principio en versión original, no tiene precio. Vió la luz en 1957, faltaban 3 años para el excelso 1960, y 13 más para 1970. Como comprenderán, tiene dedicatoria.

Fascination by Gary Cooper.

Eclipse total o “guatxu, guatxu, guaaa”

Bonnie Tyler parecía a todas luces, y a juzgar por su voz y su imagen en los videoclips, una mujer de carácter. Aquellos primeros vídeos eran una auténtica revolución juvenil a través de programas como “Tocata” presentado por José Antonio Abellán.

Éste es el mejor video: “Holding out for a hero” o I need a hero, como la conocíamos nosotras.

“It’s a heartache”.

Lo más fuerte de todo es que nos gustaban sin ni siquiera saber qué decían las letras. ¡Qué barbaridad!. “Guatxu, guatxu, guaaa” tarareaba una amiga mía en todas, todas las canciones mientras las demás nos partíamos de la risa. En su defensa diré que ella era de francés, si bien es cierto que las que recibíamos clases particulares de inglés tampoco sabíamos mucho más. Estuvimos con el pen y el pencil la mar de entretenidos, la verdad.

Pero a mí la que más me gustaba era “Total eclipse to the heart”.

Mala leche, la envidia en el genoma

El otro día escuché de nuevo a Luis Racionero en la Radio de Júlia. ¡Cuánto tiempo¡. Está presentando su último libro. Yo le recuerdo de su etapa en las míticas revistas “Ajoblanco” y “El Europeo”.

No pude detenerme a escucharle pero las declaraciones que le pillé hacían referencia más bien al regeneracionismo del 98:
Júlia en la onda.

artículo en “La Vanguardia”

Otras de sus perlas más recientes:
“España está llena de mala leche” publicada en el periódico “El País”.

Es un crack. Tiene la mala costumbre de decir lo que piensa. Creo que se le ha contagiado la mala leche que tanto critica.

Ja és divendres, una altra volta…

Paradetes de verdura, companatge, fins i tot una de xurros. Sabates, roba, flors, terrisseria, borsos i bijuteria, tot disposat ràpidament a primeríssima hora. Uns divendres hi ha més, altres menys, depenent de l’època de l’any i l’oratge.
M’ agrada comprar als mercats. De menuda li plegava a ma mare per que me manara amb el carro a ca Matilde, tendeta al carrer Sant Ramón del meu poble ja fa molts anys desapareguda. D’estudiant comprava al Mercat Colón, abans que el remodetlaren, i al de Russafa, amb gènere variadíssim i de gran qualitat, on el bullici i l’ algarabia quasi eren una festa de carrer diària. Encara recorde rebre totes les setmanes tres encisams preciosos a camvi de vint duros.
Quan he treballat eixir a comprar divendres em semblava més pèrdua de temps que una altra cosa, algo que no podia permetre’m, de la mateixa manera que quan he criat xiquets menuts. Vixquent ja açí algún dissabte m’he arrimat a Canals per fer la compra als llocs del Mercat Municipal que tant tire en falta.
Ara, encara que no és una cita inel.ludible, m’ agrada submergirme entre la gent i comprar centre anglés d’ abadejo, fruita ben fresca, verdura de tota classe…
Si algún divendres dinen els xiquets a ca els meus sogres, el pare del meu home els arreplega de l’escola i passejen per la plaça on la verdulera li dona uns fressons ben carnosos a la menuda a camvi d’ alguna festa. Jo compre peix fresc per fer a la plantxa. Es l’ únic dia que el meu home i jo dinem tranquils en mig de la setmana.
A la meua major li criden l’atenció els reclams dels venedors; el tracte que dispensen a les dones; els “perla bonica” i ” princesa” pronunciats amb tó quasi teatral, encara que es nota a qui li broten eixes expressions com si res i a qui li costen. Tots les diuen, fins els moros de la marroquineria s’han ensenyat ja, igual que a no donar ni un tíquet ni posar un preu.

Les sabates de Villena per a xiquets, una paradeta molt cuca, cada volta ve menys, qué mal me sap, perquè em suposa estalvi de temps i gasolina anant a Canals o Xàtiva. Hi ha una altra de gal.letes, fruits secs, caramels i olives que pertany a un home del poble, encarregat fins fa dos dies d’ una de les fàbriques històriques de vimet, que en quedar se a l’atur va decidir eixir al mercat. Es tio d’una amigueta de la meua major. Com imagineu per a mí és parada obligatòria, encara que no molt seguit, que no està el tema per a dolços…

Hui compraré alls tendres i abadejo, carn per a putxero a Ca Tàpera i de la fruita que m’apanye. Ah, per a dinar, guisadet de ternera amb pèsols, carlotes i creïlles. Tindré que “negociar” cada tros de carn a camvi d’un bon postre.

Ja es divendres, una altra volta… les setmanes em passen volant.

El imán de mi mano

20120425-234020.jpg

¿Han probado a tender la mano a sus hijos pequeños sin que la estén viendo, cuando caminan junto a ellos?.

Es alucinante, se cogen a ella sin haberla visto.

He realizado el mismo experimento con mis tres hijos a diferentes edades, y siempre, décimas de segundo antes o después, se cogen de ella. Nunca le he pedido a su padre que repita la operación, tengo que hacerlo a ver qué sucede, no sé si atreverme.

Si aún no lo habían comprobado, prueben, prueben… Es algo mágico que Punset atribuiría a alguna causa desangelada (las terminaciones nerviosas del cerebelo, el neocórtex o algo por el estilo), pero a mí ese fluído de energía instantáneo me maravilla.

No sé hasta cuando durará el imán de mi mano. Se hacen mayores.