El imán de mi mano

20120425-234020.jpg

¿Han probado a tender la mano a sus hijos pequeños sin que la estén viendo, cuando caminan junto a ellos?.

Es alucinante, se cogen a ella sin haberla visto.

He realizado el mismo experimento con mis tres hijos a diferentes edades, y siempre, décimas de segundo antes o después, se cogen de ella. Nunca le he pedido a su padre que repita la operación, tengo que hacerlo a ver qué sucede, no sé si atreverme.

Si aún no lo habían comprobado, prueben, prueben… Es algo mágico que Punset atribuiría a alguna causa desangelada (las terminaciones nerviosas del cerebelo, el neocórtex o algo por el estilo), pero a mí ese fluído de energía instantáneo me maravilla.

No sé hasta cuando durará el imán de mi mano. Se hacen mayores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s