“El corazón tiene cerebro”

20120630-090639.jpg

En estos tiempos en que se antepone la razón por encima de cualquier otra consideración denostando las ‘razones’ del corazón por entenderlas como impulsivas, basadas en emociones, culpables de arrastrarnos a un mundo a la deriva… En estos tiempos en que se contraponen constantemente cabeza y emoción …

Va y aparece alguien diciendo lo siguiente:

¡Que el corazón actúa sabiamente!. Que el corazón arrastra al cerebro, que las emociones no son más que estados de conciencia inteligente…que posee un sistema nervioso independiente con más de 40.000 neuronas, una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo. Además, hay cuatro tipo de conexiones con el cerebro: comunicación neurológica, biofísica, bioquímica y a través de campos magnéticos e información energética.

La matemática e investigadora de la conciencia Annie Marquier sostiene que el corazón tiene cerebro…

Desconozco cuan de rigurosamente científico es todo esto por el momento, pero no deja de parecerme cuanto menos divertido tenerlo en cuenta.

Anuncios

3 comentarios en ““El corazón tiene cerebro”

  1. Pues yo ya no me creo nada. Dime:¿que hacemos con los refranes de nuestros antepasados?¿Tenían razón por ejemplo en: “Lo que en el corazón se fragua, por la boca se desagua”,”De la abundancia del corazón habla la lengua”,”Corazón contento es gran talento”, “De gran corazón es el sufrir y de gran seso, el oir”,etc.? Ya me dices que opinas tú.

    1. Podría contestar que el equilibrio entre ambos. Probablemente sea la mejor… Una vez el mejor amigo de mi marido me dijo que el corazón me podía más que la cabeza… Es curioso, con la edad, la gente suele pasar de razones y atiende más a emociones, por algo será… Aunque hay otras fases de la vida en que suele ser al revés… Creo que trabajan en equipo, unas veces cede uno y otras el otro…

      1. En eso de que trabajan ambos – corazón y cerebro – en equipo tienes razón, aunque sigo pensando que con sus características individuales propias. Por mi parte, y con el paso inexorable de mi tiempo vital, todavía me quedo con las razones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s